miércoles, abril 25, 2007

ManU vs Milan por Patrick Everet

3 comentarios:

tom baker dijo...

Jeje, qué grande!!!
Alguien se imagina a Kaká y Cristiano en el mismo equipo???
Para mi son, sin duda, los dos mejores del fútbol actual.

Cliford Yuma dijo...

Desgraciadamente sólo llegue a ver los ultimos 25 minutos. Me comentaron en casa que el Milan había estado mandando gran parte del partido, hasta ponerse incluso por delante, pero a partir de que yo llegue, vi el partido que me esperaba:

- Un Milan, no metido atras por iniciativa propia sino acorrolado por el empuje del rival. Un Milan con mucho peligro a la contra cuando Kaká (que velocidad mental y con el balón en conducción, que zancada¡¡) roba un balón en la zona de creación. Un Milan con un jefe, Seedorf, que es el claro ejemplo de que cuando por fin la cabeza funciona como un reloj es cuando la edad empieza a lastrar las piernas¡ Que lástima no poder ver al Seedorf de ahora con el fisico de hace 5 años, que maravilla de mediocentro¡. Un Milan sin delantera, con un Gilardino muy gris; si pudiera jugar el gordito otro gallo cantaría. En definitiva un Milan que como siempre, sabe lo que se hace, y es capaz de amargar la tarde al más pintado.

Y al otro lado, Scholes. Sube, baja, se ofrece, paredes en corto, ahora cambio de banda, llega a la frontal, dispara, busca en vertical, se gira y juega atras cuando hace falta, presiona y lanza la presión desde el centro del campo, llega al remate, de cabeza, desde la frontal con tiro raso y ajustado, recula hasta su propio área, roba balones, lanza las contras. Ayer, en la sombra, el mejor jugador de esos 25 minutos que pude ver.
Y al otro lado, Christiano Ronaldo, que demostró una vez más lo bueno que es con el balón en los pies y lo poco que sabe de jugar al futbol en equipo. Y la poca falta que le hace. Pierde muchos balones incomprensibles cuando su lateral le dobla, en zonas donde no se debe exponer, pero cuando le dejan su parcelita, estrecha, en el carril izquierdo, contra dos, tres, cuatro defensas, (da igual) baja la cabeza y mira sólo el balón, y comienza el espectáculo. Y tiene gol; una bicicleta, dos, recorto hacia dentro y zambombazo, raso, al palo del portero, abajo, donde duele. Unas veces entra, otras, las menos, sale fuera por muy poco. A veces lo para el portero, pero lo que es siempre es el miedo que mete a los rivales. "Este se va cuando, como y por donde quiere".
Y al otro lado, Giggs, que no ha perdido ni un ápice de su peligro en el uno contra uno, y ahora además mueve al equipo, ayuda en la creación, y tiene un último pase con mucho criterio. Es imprescindible para abrirle espacios a Ronaldo tener a Giggs en la otra banda, que impide que los rivales cierren el lado del portugues basculando descaradamente. Y además cada balón que recibe el galés cerca del banderín, acaba en el área con posibilidad de remate. Por abajo, por arriba, lo mismo da; de la mejor manera, de la más conveniente, balón al área.
Y al otro lado, el entramado del ManU. Carrick al mando de las labores tanto de destrucción como de primera creación, en el propio campo, y una línea defensiva correcta y contundente. Me encantó Heinze. El argentino sabe lo que se hace.
Y al otro lado estaba, en definitiva, el Manchester United, un equipo que maneja perfectamente los tiempos del partido y que cuando dice allá voy, es capaz de empujar y empujar hasta encerrar al mismisimo A.C.Milan.

Pero sobre todo, al otro lado, estaba Roonie. No voy a comentar todo lo que trabaja, lo que jode a los rivales que esté siempre ahi, participando, con la amenaza de que en una de estas se pone a correr y la arma. Estuvo ahi cuando tenía que estar, y marcó un gol (para el 3-2) que a mi, que ni me va ni me viene la eliminatoria, me hizo correr gritando por el pasillo de mi casa. Y eso es la ostia.

Anónimo dijo...

gran canción. orignal el post. menudo partidazo ayer madre mia