jueves, enero 24, 2008

"El equipo de mi barrio" por Tom Baker

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Buenisimo Tom... El fútbol de barrio es la vida...

Jason Derrick dijo...

!qué recuerdo Tom! el fútbol de regional!! los campos embarrados!! los balones mikasa!! imposible darles efecto en los corners!! eso si que era afición!! míticos equipos de regional!! el Adarve, la Coma, Sporting de Manoteras, Canillas, madre mia!! que palos nos dabamos!! y llegabamos a casa con las piernas con unos raspones de miedo!! pero que nostalgia de aquel tiempo!!

Pasando revista dijo...

Los Mikasa? yo todavía tengo uno en casa de mis padres! recuerdo lo que dolía darle de cabeza como no la dieras bien!! eso sí que era un balón y no lo de ahora, que se los lleva el viento!!!! jejeje

eljuampe dijo...

Qué bueno! Leyendote creo que he llegado a oler a reflex, je, je.

Los Mikasa y las J'Hayber eran irrompibles.

victor hegelman dijo...

Lo que era jodido era ir a jugar contra Los Cármenes. El campo estaba frente a la comisaría y daba igual... Incluso los tanos nos llegaban a disparar desde la banda con escopetas de perdigones. Y si se te ocurría marcar un gol que no se te ocurriese celebrarlo. No sé cómo será ahora, estoy hablando de 1986.
Jugar con el Pozo Vallecano o Surbatán también tenía su gracia...

Gran artículo, Baker.

Pasando revista dijo...

Gracias Víctor. Veo que tú también conoces la zona, jeje.
Los Cármenes, El Lucero o el Racing Garvin (con aquel olor a bocata de panceta increible...) son históricos de la zona.

Yo recuerdo una vez, jugando el torneo de fútbol sala de Gallur, que tuvimos que salir corriendo porque los gitanos de Cañorroto habían decidido que querían cambiar de equipación (y les gustaba la nuestra). Increíble.

Anónimo dijo...

Puff!! Cuantos partidos en el Gallur madre mia! y La Mina... Y La Fundi...

victor hegelman dijo...

Jaja... buena anécdota la de la equipación. Y me la creo, vaya que sí.

Gallur... no me salía el nombre de la calle. Allí encontraton una vez en un contenedor el cadaver de un tío sin manos y sin cabeza. Te cagas.

Pasando revista dijo...

Pues no te imaginas lo que ha cambiado Gallur. Donde estaban los campos de fútbol sala ahora hay un punto limpio. Y al lado han puesto un polideportivo municipal con gimnasio y piscina bastante grande. Eso sí, sigue estando al lado de Cañorroto, pero vamos nada que ver con lo que era entonces: La jungla (así se llamaba el poblado chavolista que había encima de los campos). !!!Qué buen nombre y qué apropiado!!!

Anónimo dijo...

Coño yo conosco al que era presidente del Goya, Juan Ropero, propetiario del Taller Ropero y su hijo Ismael jugó allí.
La verdad es que era un campo bastante jodido para jugar.

Pasando revista dijo...

Anónimo:
Yo también conozco a Ropero (hijo y padre). Y su taller, enfrente de la piscina Miami.
Qué pequeño es el mundo dios!