jueves, mayo 14, 2009

El Barça gana la Copa del bochorno

9 comentarios:

Chechu dijo...

Yo también tenía esperanzas en la intensidad del Bilbao. Pero con el 1-1 se diluyó la intensidad por la pérdida de la fe. Entonces apareció el maravilloso pequeñajo llamado Lionel y bailó a su ritmo. Antes del 1-1 él ya había enchufado a su equipo con sus fintas y giros rápidos que le permitían zafarse de 2-3 rivales y a la vez abrían espacios a sus compañeros que seguían el juego con la marcha alta impuesta por Messi.
El Barça ha ganado la Copa de un país que Laporta no acepta. Es triste que el presidente de este club ignore a la masa social culé de toda España. De este señor viene mucha culpa de los silbidos de ayer.

Saludos desde chechumerengue.blogspot.com

m1gu3l dijo...

No defiendo los silbidos al himno (indefendible, como los del bernabeu a turquia).
Pero por tus palabras parece que solo silbo la aficion del barcelona....

Cuando se vio claramente que el 70% del estadio eran aficionados del Bilbao.

No será solo culpa del Sr. Laporta, no??

Hablar del magnanimo Floren, mejor...

Tom Baker dijo...

Chechu:
Lo de LAporta es lamentable. Sus palabras son caldo de cultivo del odio.

m1gu31:
Hablo de las dos aficiones. Al menos esa es mi intención.
Y por supuesto que los silbidos del día de Turquía fueron vergonzosos... Pero lo de ayer era peor: Copa de España de su Majestad el Rey y se silba al himno de España y al Rey. Vaya telita.

Anónimo dijo...

Yo me acuerdo del penalty de la ida, te acuerdas tú del inexistente de la vuelta que signficó la expulsión de Cáceres y que Martí falló? Cómo os jode a algunos el éxito ajeno...
La gente es libre de pitar a quien quiera, faltaría más. Para eso estamos en una democracia (aunque no todos los cargos sean sometidos a voluntad popular). Y las aficiones ejemplares. Cordialidad y deportividad (la que les falta a algunos que se cuadran ante el pollo) antes, durante y después del partido. Que n'aprengin.

Salva M. dijo...

Voy a obviar lo del penalty, supongo que os queréis creer la mentira de que el Barça ha ganado la Copa por el árbitro, igual que haríais en caso de que gane Liga y Champions. Tú mismo.

Si la mayoría de la masa social –y las directivas- de estos equipos no son capaces de respetar el himno de este país… ¿Qué sentido tienen que jueguen las competiciones nacionales? ¿por qué no se desligan de la Liga española y juegan sus propias competiciones?Para empezar, tú mismo lo has dicho: La masa social. Los directivos y jugadores no dieron la espalda al Rey ni silbaron el himno. Primer disparate.

Pero bueno, sigamos. Los únicos torneos de Liga y Copa que pueden jugar Barça y Athletic son las del Estado al que pertenecen, en este caso, el Estado español. Otra cosa es que se identifiquen más o menos con el Estado español, su Rey y su himno (de hecho, uno puede sentirse español y sentirse republicano, por ejemplo). Y también otra cosa es que sea necesario que venga el Rey a entregar la Copa organizada por la FEF, o que tenga que sonar el himno. Pero si no se sienten identificados y silban, no significa que no puedan participar en las competiciones del Estado al que, repito, pertenecen. Segundo disparate.

Tom Baker dijo...

Anónimo:
Claro que la gente es libre de pitar a quién quiere (alguien lo ha negado?), como también somos libres los demás de decir que nos dio vergüenza lo que pasó el miércoles. ¿O para eso no hay libertad?

Salva M.
Yo no he dicho que ganaran las competiciones por el árbitro...

Para ti son disparates, para mí son realidades que contemplo cuando la afición se da la vuelta, silba el himno y grita contra el país que representa la Copa en juego.

Joan Laporta, que yo sepa presidente del Barcelona, dijo que era una competición entre dos países, País Vasco y Catalunya. Si eso no es contrario a disputar la Copa de España me lo explicas.

Pero vamos, que tan libre son unos de pitar, como somos otros de decir que estamos hasta las narices de que usen el fútbol para sus reivindicaciones nacionalistas y separatistas. ¿A ti te parecen bien? Pues lo respeto. A mí me da vergüenza.

Saludos.

Salva M. dijo...

Creo que la diferencia está en el concepto de país (equivalente al de nación) como una patria, y que es diferente del Estado, que es una unidad administrativa.

Por supuesto, toda la razón del mundo en que uno es libre de opinar que no le gusta que se silbe.

Peter Mihm dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Peter Mihm dijo...

¿El Estado una unidad administrativa? Jajajaja, me parto. Este chiste sí que lo desconocía.

Lo del himno fue lamentable. Es una falta de respeto total. Pero aquí da igual. Los que silban no se sienten integrantes de ese Estado, lo aborrecen y lo silban, pero van a la final de un torneo soñado que lleva el nombre del Rey (¿?).

Puede que suene dramático, pero esas directivas y parte de las aficiones que promueven el odio deberían interiorizar la idea de jugar contra la Gramanet, el Figueres, el Nàstic... o el Zalla, el Baracaldo, el Sestao River... un domingo sí y otro también. Y en jugar la Copa President o la Lehendakari. No creo que les hiciera ninguna ilusión. Como a mí no me hace ninguna que se silbe el himno con el que me identifico, para empezar porque en mí no cabe la idea de pitar a ningún himno del planeta.