martes, abril 15, 2008

El R27 estaba mal parido, el R28...

4 comentarios:

Jose Miguel dijo...

Quería aclarar un pequeño detalle. Después de una nueva lectura crítica por mi parte (así uno se da cuenta de lo que hace mal e intenta no volver a repetirlo), me he dado cuenta de que, quizás, la parte referente al reparto de pesos pueda ser malinterpretada.
Cuando hablo de inclinar la balanza hacia delante, hacia atrás, sobrevirajes y subvirajes, no quiero decir que la cosa sea tan fácil como partir virtualmente en dos el monoplaza y poner el 50% del peso delante y el 50% del peso detrás, obviamente. Evidentemente, buscar el equilibrio es relativo al propio monoplaza, teniendo como referente primordial los neumáticos. Por ejemplo (y esto me lo invento) un monoplaza completamente neutro en su límite de adherencia podría tener un reparto de pesos de 45% delante, 55% detrás.

Aclarado esto, gracias a los compañeros de Pasando Revista por la publicación.

Saludos.

Semi.

Patrick Everet dijo...

Gran post Semi.

La verdad que es difícil leer algo así en los medios de comunicación.

Un saludo!

Tom Baker dijo...

Excepcional post Semi.
Cuánto tienen que aprender algunos juntaletras de la Prensa.

ivan dijo...

...y todo eso para cada circuito y para cada piloto!.
Muy interesante tu post, la madre del cordero está en los neumáticos y la aerodinámica, que es lo que mantiene el coche pegado al asfalto, hay es donde se hacen las diferencias tanto en la clasificacion como luego en carrera (de nada sirve tener un coche rapidisimo que degrada demasiado rápido el neumático).
De todos modos el Renault también va muy justito de potencia y velocidad punta.