jueves, enero 26, 2006

Blanco o Negro

8 comentarios:

Oliver Aton dijo...

Creo que soy 'gris'. No es comparable lo que pasó en el Camp Nou con Mestalla. Lo de Barcelona fue una brutalidad, no fue sólo un cochinillo, fue una constante lluvia de objetos y no uno puntual como sucedió ayer. No se debe cerrar el campo, pero no porque no clausuraron el Camp Nou, sino porque los hechos fueros mucho más graves que los de ayer a pesar de haber producido un pequeño corte en la ceja del auxiliar.

jezule dijo...

Yo creo que,al igual que deberia haberse cerrado el Camp Nou,debe cerrarse Mestalla.Es una vergüenza la tolerancia que hay en España con los comportamientos violentos y xenofobos de las aficiones.Una sancion economica al club no le va a doler al aficionado como le puede doler quedarse sin ver un partido de su equipo,medida que puede motivar a la gente civilizada que acude a las gradas(quiero pensar que la mayoria)a delatar y neutralizar a estos descerebrados.No hay que castigar solamente la punteria o el alcance de las lesiones,seamos serios...

Tom-Baker dijo...

Hablando de xenofobía. Llevo un tiempo oyendo las bondades y maravillas de la afición del Cádiz. Me parece increible que se tilde de graciosa a una afición que grita "baja del árbol, Baptista baja del árbol" en un partido de fútbol.
Estos comportamientos racistas son intolerables.

PD: Evidentemente pienso que si se cierra el Camp Nou debería cerrarse Mestalla. Pero como lo de cerrar el campo del Barça parece imposible...

jezule dijo...

Yo creo que el Nou Camp tendria que cerrarse,aunque desconozco si existe alguna posibilidad de que pueda producirse el cierre todavia...Pero el hecho de que aun no se haya producido(o puede que no se produzca) no implica conceder carta blanca a los gamberros para que sus actos no impliquen consecuencias ni posibilidad alguna a los digirentes para que se amparen a un mal precedente.A quien le corresponda no deberia temblarle la mano,se trate de quien se trate,para aplicar sanciones ejemplares.El primero que las sufriese hoy por hoy podria sentirse agraviado,pero si luego se mantiene la mano firme el cabreo se le ira pasando...Aunque mas que agraviados o no,deberian sentirse avergonzados de que hechos asi sucedan en sus casas...

Patrick Everet dijo...

Buenas.

Como bien dice Mellow la norma está para cumplirse, pero la norma puede estar equivocada. Para mi es igual de grave lanzar 1000 monedas que no impacten que una y si que impacte. Es cuestión de suerte o mala suerte como queramos llamarlo que golpee al linea.

Un saludo

Tom-Baker dijo...

Tranquilo Jezule. Mientras que los dirigentes actuales manden en el fútbol actual, jamás se cerrará el Camp Nou...
Y no se trata de conceder carta blanca a los demás equipos. ¿Pero con qué cara aplicas una sanción al Valencia que no le has aplicado al Barcelona? La palabra JUSTICIA lleva implícita igualdad.
En ningún momento he dicho que no se "castigue" al Valencia. Pero hay otras maneras (sanción económica, jugar a puerta cerrada -que es la que va a sufrir-) de sancionar al club. Así como sancionar al aficionado que tiró la moneda.
Lo demás sería incurrir en una injusticia.

dany-mellow dijo...

Exacto Patrick. La norma está para cumplirse. El problema es que al final todas las normas quedan a la interpretación de personas, que pueden dictar una u otra sentencia, con el consiguiente grado de subjetividad. el artículo 178 del Reglamento de RFEF establece que "Tendrán la consideración de faltas graves y se sancionarán con multa de hasta 3.005,06 euros, pudiéndose apercibir de clausura del terreno de juego e incluso acordar ésta por un período de uno a tres encuentros o hasta dos meses, y sin perjuicio de las indemnizaciones que procedan:
a) Los incidentes de público en general y el lanzamiento de objetos al terreno de juego en particular que perturben de forma grave o reiterada el desarrollo del encuentro, provoquen la suspensión transitoria o definitiva del mismo o atenten a la integridad física de los asistentes.
b) Las agresiones que por parte del público se produzcan contra jugadores, entrenadores, delegados, el equipo arbitral, directivos, dirigentes y otras autoridades deportivas, y contra sus bienes, antes, durante o después del encuentro y dentro o fuera del recinto deportivo"

Este artículo se modificó hace dos años para incluir el "pudiéndose acordar" de este modo todo queda a la interpretación del comité. Por eso pasa lo que pasa y da la sensación de que según el afectado se aplica o no.

Victor Hegelman dijo...

Otra opinión, la publicada en mi blog. Saludos.

Una vez más, lo que se castiga en España es la puntería, la buena puntería… y la identidad del alcanzado por el proyectil. Hace semanas, a menos de un metro de Falcón, portero del Atlético de Madrid, caía en el césped de San Mamés un petardo de considerable potencia que provocaba que el guardameta y el centrocampista Gabi cayesen fulminados al suelo. El árbitro, Bernardino González Vázquez, no sólo no suspendía el choque sino que lo alargaba un poco más para recuperar el tiempo perdido con la incidencia, lo que finalmente benefició al equipo local para empatar el partido, es decir, favoreció al propietario del estadio en el que se cometió la “salvajada” (así llaman hoy algunos medios a lo ocurrido en Mestalla).

Los hechos vividos ayer en el estadio valencianista llevan a muchos a pensar: ¿qué habría hecho González Vázquez aquel día en caso de que el petardo hubiese caído a un metro de su propia anatomía? ¿suspender el choque? ¿y porqué entonces sigue si el agredido es un jugador? Lo dicho, la puntería decide.