jueves, septiembre 21, 2006

Historias del Balón (I) por Patrick Everet

11 comentarios:

Tom-Baker dijo...

Siempre crack Everet!!!!

Anónimo dijo...

Vaya que tenemos aquí, otro Valdanito...

Tom-Baker dijo...

¿Valdanito? Más quisiera Jorge escribir como Patrick, jeje...
Este es más producto nacional, tipo Lillo.

Don Ramón dijo...

Un poco Valdano si que es el colega. Sólo sabe escribir en este estilo. ¿Para cuándo una salida de armario y un análisis de otras cosas?

Patrick Everet dijo...

Hay gente mucho mejor que yo en este blog para hacer análisis. Cada uno aportamos nuestro granito de arena don ramon, siento que no te guste.

Saludos!

Don Ramon dijo...

No he dicho que no me guste. Es más escribes muy bien. Pero seguro que puedes hacer otras cosas. Se nota que sabes de fútbol y de otros deportes.

elfutbolistaenmascarado dijo...

Ese gran patrick que ha vuelto al equipo.
Me ha gustado mucho. Pero yo creo que los niños ya cada vez piensan menos en estas cosas porque los padres piensan por ellos, y los padres,la gran mayoria no todos y yo espero ser de esos pocos como lo fue el mio, sólo quieren que jueguen para ser profesionales, y que sean millonarios y sino que se dediquen a otra cosa.
Pero si es verdad, yo tenia esos sueños aunque sabía que no lo conseguiria.

Un saludo, y bienvenido de nuevo a tu casa.

Patrick Everet dijo...

Ya, es cierto... Y posiblemente tampoco escuchen con la atención que yo decía al entrenador, pero me iba saliendo asi... jejeje!!

Gracias por la bienvenida... Aunque ya volví el otro dia eh, que tu post lo publiqué yo... jejeje!!

Me alegro que te mole don ramon, el dia que me anime a escribir algo más analítico espero que también te guste aunque no estemos de acuerdo...

Un saludo!!

dany-mellow dijo...

Gran descripción Patrick. Sólo hay que darse una vuelta por esos campos que acogen cada tarde a una panda de chavales detrás de un balón para darse cuenta de cómo se vive el fútbol a esas edades. Esos niños presumen de llevar las botas de sus ídolos, de intentar hacer diabluras con el balón en los pies como las que vieron en la tele, desean jugar, se cabrean si no tocan el balón, les joroba pasarse minutos en el banquillo y todo... porque les gusta el fútbol, ahí no existe dinero, fichas, primas... es todo más primario y más bonito. Lo digo por experiencia, durante más de cinco años he formado parte de esos padres que desde la grada observan a sus hijos (antes de que digáis nada, no, no tengo hijos, lo mío era seguimiento de tío a sobrino). Aunque Patrick, algunos de esos padres a veces quiene ver en sus hijos, los futbolistas que ellos no fueron.

O Baixinho dijo...

Que gran mentira Everet!!!! los niños sólo quieren botellón y salir, han perdido el gusto por el deporte!!!! y los campos de ahora da gusto jugar con esa hierba artificial....nosotros si que nos batíamos el cobre en esos campos de Dios, en Villa Rosa en la Conce cuando eran de tierra....eso si que era afición y con esos Mikasa que daba miedo,!Ay si te pegaban un balonazo en la boca! a las nueve de la mañana lo ibas a recordar todo el fin de semana... ESO SI QUE ERA AFICIÓN!!!!

Anónimo dijo...

Buen texto El futbol seguira siendo siempre el deporte de los sueños