martes, marzo 13, 2007

Historias del balón (III) por Patrick Everet

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Confiesa el equipo leches!!!

Cliford Yuma dijo...

@ Patrick Everet:

Esto tiene un poco que ver con la celebración del gol de Torres al Madrid, de esos 60 segundos de grito del estadio entero que se escucharon hasta en Puerta de Toledo. Pero sobre todo de las sensaciones del goleador. De esos 30 segundos de carrera que se borraron de la memoria del Niño, seguro, en cuanto el rival puso el balón en el círculo central. Porque esas explosiones de júbilo, de adrenalina, tienen eso. El chorro de sensaciones dura unos intensos 30 segundos y luego se borra de la memoria, y ya no sabes como realmente pasó, cuanto duró, que fue lo que hiciste. Se viven una vez, y se recuerdan en una nebulosa que nunca volverá a ser lo mismo.
Lo más bonito del asunto ocurre a veces, cuando el logro es de un equipo, de 18 personas, y te puedes reunir con ellos y juntar, trocito a trocito, lo que cada uno vió por su minúscula ventana de consciencia en esos momentos. Y reconstruir la historia tal y como fue, en su globalidad, a partir de 18 pedazitos. Lo mejor, que hacen falta esos 18 pedacitos para reconstruirlo todo. Y eso hace sentir un júbilo especial que dura mucho tiempo. Y une. Un huevo.
Cada segundo de ese partido, desde el principio del calentamiento hasta la foto finish, está en una nube. No podría contárte lo que pasó en órden cronológico. No tengo referencias, sólo cachitos puntuales. No recuerdo si calenté con el grupo o yo sólo. No tengo ni idea de como celebramos el primer gol. No se, y es cierto, si en el segundo rematé de primeras o antes hice algo con el balón, ni se qué grité cuando vi que entraba. No recuerdo si ellos apretaron bien en la segunda parte o no. No se si algún compañero jugó más que otro, ni puedo separar las celebraciones del final del partido. Con quien me abracé primero y dónde.
Lo que si que sé es que por fin, después de mucho trabajo (no diré sacrificio, porque en realidad no me cuesta mucho esfuerzo hacer lo que me gusta), hemos conseguido compartir un recuerdo dentro de una nube.

LA PROPINA: Cuando vi por primera vez el 4-2 en el marcador quedaban menos de 30 segundos. Si hubieran quedado 90 nos habriamos tenido que aguantar el júbilo, masticado la tensión, durante al menos el minuto más largo del mundo. Creo que me hubiera hecho bola, jeje.

- Gracias Patrick. Espero impaciente comentar contigo lo que tu viviste, y asi juntar otro fragmento a mi recuerdo Primo¡

Anónimo dijo...

Vaya mamoneo... un poco de seriedad que para comentaros batallitas escribiros un email coño...

Patrick Everet dijo...

No te preocupes que por mail también hablamos.

Anónimo dijo...

Yo sé quienes fueron!, esos heroes del futbol sala universitario liderados por su incansable y sabio entrenador!Viva la Politécnica!!!!!!!!!!!!!!

Cliford Yuma dijo...

@ anonimo:

Esto consiste en sentirse identificado o no, no en contar batallitas. Si nunca has ganado algo en el último suspiro, o no te apetece hablar de ello, no leas esta entrada al BLOG y listo. Si quieres relatar un momento especial de tu vida deportiva, y sabes hacerlo. Adelante. Yo lo leeré y si me transmite algo, lo comentaré contigo¡¡

Anónimo dijo...

la verdada que la sensacion de ser campeon es la hostia. tal y como lo contais ha tenido que ser un año muy duro. pues nada que enhorabuena y buen post patrick de vez en cuando esta bien algo nuevo

Silvi dijo...

Para quien va dedicado???

No me he enterado, quizás sea muy pronto y mis neuronas anden dormidas ;-))).

Bueno ya me diras. Un beso.

Patrick Everet dijo...

@ Silvi

El equipo ya lo dijeron por ahi arriba. Es más el tal cliford yuma ese juega en tal equipo... jejeje!!

Saludos!

Javi dijo...

Precioso, hazte escritor hijo, que te ganarias la vida con ello. Enhorabuena de verdad Patrick.

Un saludo

Patrick Everet dijo...

@ javi

Jejejeje!! Muchas gracias... pero me quedo con el blog... jejejeje!!

Un saludo...